LA LEYENDA CONTINÚA

San Isidro, 13 de agosto del 2012.- Cuenta la historia que hace más de seis siglos, los Incas recorrían a pie los miles de kilómetros que separaban la capital del Tahuantinsuyo y los diferentes pueblos que integraban esta gran organización social y política; ellos no solo vigilaban el territorio de una posible invasión, sino que llevaban mensajes del gran jefe Inca.
 
Cientos de años después, desde 1966 decenas de automovilistas largan desde la capital peruana llevando un mensaje de integración a través del deporte, hombres y mujeres, como en la antigüedad, recorren miles de kilómetros llevando espectáculo gratuito a cientos de miles de peruanos que disfrutan de una gran competencia automovilística.
 
El GRAN PREMIO NACIONAL DE CARRETERAS CAMINOS DEL INCA, es la prueba madre de nuestro automovilismo, a través de ella se integran decenas de pueblos que disfrutan de un maravilloso rally, que además beneficia a la comunidad con la atención que brindan las autoridades por presentar cada vez mejores carreteras y servicios de mucha utilidad para el poblador local.
 
CAMINOS DEL INCA es la prueba más esperada por el automovilista nacional, es el gran reto a vencer, ganar este GRAN PREMIO NACIONAL DE CARRETERAS le permite al piloto peruano ingresar a la historia de este deporte, por eso decenas de volantes de todo el país esperan esta época del año para buscar firmar el selecto libro de vencedores.
 
Este año el GRAN PREMIO NACIONAL DE CARRETERAS CAMINOS DEL INCA, le rinde homenaje a uno de sus patriarcas, a don Pedro Roca Ribot, quien junto a Nicky Alzamora y Emilio Bellido crearon esta fabulosa prueba, la cita deportiva que nos acerca cada vez más con nuestros orígenes.