LAS SIETE CORONAS DE HENRY BRADLEY UNZUETA

San Isidro, 01 de setiembre del 2011.- Cuando se habla de la historia del Gran Premio Nacional de Carreteras, siempre se tendrá de él, fue el ideólogo de esta trascendental competencia rutera, fue el primer ganador de la ronda incaica y para poner cereza al pastel, es el piloto que más veces ganó el Gran Premio, es decir HENRY BRADLEY UNZUETA es leyenda viva de CAMINOS DEL INCA.

Cuando Henry participaba en el Gran Premio de la República Argentina de 1963, se enteró que esa prueba no iba más e inmediatamente se imaginó lo que podría ser una competencia similar en nuestro país con la cantidad de pilotos y marcas europeas participando en el Perú; regresó a nuestro país y se lo contó a su gran amigo, el Colorado Nicky Alzamora y este, ni corto ni perezoso, presentó el proyecto al Automóvil Club Peruano, que presidía don Eduardo Dibos Chapuis.

Luego de una revisión total al bosquejo y de la formación de una comisión integrada por el propio Nicky Alzamora, Emilio Bellido Salazar y Pedro Roca Ribot, quienes diseñaron la ruta, el directorio del ACP en 1966 da luz verde al GRAN PREMIO NACIONAL DE CARRETERAS CAMINOS DEL INCA; 53 tripulaciones en largada (Km 2 de la carreta central) firman la partida de nacimiento de la competencia que décadas más tarde se convertiría en la más importante del país.

A bordo del coche Volvo, corriendo en la Turismo Mejorado Clase “B” y junto a su copiloto César Vidaurre, HENRY BRADLEY se llevó la primera edición de CAMINOS DEL INCA, triunfo que repetiría en 1968, pero ahora montado en un auto Mercedes Benz; Bradley Unzueta suma su tercera victoria en 1970 con un coche Ford Escort, similar al que triunfara un año antes con el inglés Tony Fall.

BRADLEY UNZUETA sumaría su cuarta corona en 1976, luego de una serie de abandonos e incidentes que lo dejaron fuera de lid, además de una prohibición de competencias deportivas en el gobierno militar (74-75), la quinta victoria caería en 1979 ese sería su último triunfo junto a César Vidaurre y ganaba por segunda vez con un auto Toyota Corona; al año siguiente cambia de navegante, sube a su derecha a Eddie Capamadjian y vuelve a colocarse los laureles como el mejor, sumando su sexto galardón.

Con seis triunfos, de lejos era el mejor de la historia, pero BRADLEY UNZUETA era insaciable, después de buscar durante cinco ediciones, el SÉTIMO Gran Premio llegó de forma dramática en 1988, junto al joven Michael Baca y con un auto modificado por él mismo, al que bautizó como TO2, se coronó como el mejor en Chaviña, cuando por una protesta de agricultores, la carrera terminó anticipadamente, aún faltaban correrse 540 km de la última etapa; con este triunfo HENRY BRADLEY UNZUETA dejó la vara muy alta, marca que muchos pilotos han intentado superarla, pero sólo se han quedado en el deseo.