WILLIAM YANGALI: “CORRER CAMINOS DEL INCA ES LO MAXIMO”

San Isidro, 29 de setiembre del 2010.- Los hijos del mítico Teodoro “Zorro” Yangali, el primer provinciano en ganar consecutivamente el Gran Premio CAMINOS DEL INCA, en el 71 y 72, largarán el próximo 8 de octubre con  la ilusión de volver inscribir el apellido, en el selecto libro de vencedores.

William y Augusto Yangali correrán con un auto Mitsubishi Evo VIII, en el grupo N4 Light, ellos se han preparado convenientemente para darse la vuelta a la dura prueba nacional, que une Lima – Huancayo – Ayacucho – Cusco – Arequipa y Lima; poco a poco han preparado el coche y lo han probado en pruebas regionales, ahora solo esperan que el verdadero examen sea aprobado con creces.

Será la tercera participación de William Yangali, él debutó en la ronda incaica en el 2007, llegó hasta Abancay en una gran carrera, pero desafortunadamente en el Mirador de Abancay, encontraron hielo en la pista y ante el patinaje del auto terminaron alojados en una cuneta. “Después de la salida de pista, nos ayudaron a salir de la cuneta, pero ya había pasado mucho tiempo y solo nos quedaba reengancharnos para seguir en carrera, pero mi papá nos dijo: que en sus tiempos no había eso de reenganche y que para él o cumplías la vuelta sin ayuda o abandonabas…”

William se fue con la experiencia de haber superado 19 autos en casi tres etapas y eso era suficiente para demostrar al Zorro Yangali que sus hijos habían heredado sus condiciones para seguir su huella; dos años más tarde regresaron a la misma prueba y el año pasado cumplieron el sueño de terminar la prueba, se ubicaron en el sétimo lugar del grupo Turismo Superior.

“Cuando mi papá ganó Caminos del Inca (71-72) yo, aún no había nacido, pero mi primer recuerdo de esta competencia fue cuando yo tenia 5 años y desde esa época siempre soñé con correr Caminos, para mí correr esta prueba, es como un mundial de futbol para los peloteros, es lo máximo”  
Con 32 años William Yangali ya tiene varias vueltas encima, si bien es cierto que esta será su tercera ronda, antes ya recorrió más vueltas haciéndole auxilio a su hermano mayor Simón; “Caminos del Inca es una prueba muy exigente y con  muchas estrategias, depende de muchos factores, por eso no hay que descartar a nadie, todos los que partimos tenemos opciones, unos más que otros, pero todos largamos con la ilusión de ganar” sentencia el hijo del Zorro Yangali.